Archive for the ‘Uncategorized’ Category

El eco de las noticias en mi mente

junio 11, 2010

A quién le creo y en base a qué conjeturas confió en que esa versión de la realidad es la correcta. Esta pregunta me vino a la mente mientras leía el caso de la narcomodelo. Esta mujer llamada Angie Sanclemente Valencia de 30 años está acusada de formar parte de una red de narcotráfico. A lo largo de la semana se definirá la situación procesal de la imputada.

imagen de Angie Sanclemente de google

 Una parte de la historia será dada a conocer públicamente, pero mucha información se encubrirá. Luego se pasará a un nuevo caso que saciará, nuevamente, nuestra incertidumbre y perplejidad en relación a la sociedad en la que vivimos.

Creo que la incógnita que despiertan estos casos policiales en la audiencia es llamativa. Las partes involucradas suelen crear hipótesis que los protejan y que sean sostenibles a lo largo del tiempo. Mientras la madre de la acusada, Janet Valencia,  jura frente a todas las cámaras de televisión, que su hija es inocente, yo pienso y enlazo esta declaración con otras anteriores y analizo sus gestos y sus movimientos.

A su vez, los medios dan a conocer ciertas conjeturas, que despiertan el interés de los ciudadanos y utilizan aquellos datos que acompañan esas teorías.  Constantemente se suman datos que refuerzan la hipótesis propuesta o que plantean nuevos interrogantes y misterios.  Cada novedad suele dotar a la historia de mayor pasión y profundidad.

 De todas formas, siempre quedan vacíos y preguntas sin responder ya que la información está sesgada por los protagonistas y por los medios. Estos espacios vanos hacen que los ciudadanos llevemos nuestras interpretaciones más allá de lo que dicen los medios. Participamos activamente y nos solidarizamos con la resolución del conflicto.

 La creación de historias en mi mente es constante. Creo que el mayor atractivo existe en aquellos aspectos que parecen ocultos.  El morbo hace que nos sintamos atraídos hacia los acontecimientos desagradables.  Los seres humanos nos vemos capturados por las historias que sacan a la luz las miserias humanas en todas sus formas.

Me imagino la historia como una novela en la que una bellísima mujer pero siniestra mantiene una relación de pareja con una persona que la acerca al mundo del narcotráfico.  Fantaseo con la salida del país de estas recónditas mujeres con valijas de cocaína. Por último, añado a mi imagen visual la descripción de cada detalle, desde el rostro de las mujeres hasta la adrenalina que, probablemente, acompaña el viaje de las mismas.  

 Nos satisface que se constaten o revelen algunos datos que supusimos de antemano. También es ameno el debate con otros acerca de estas noticias, nos permite enriquecer nuestra mirada sobre el tema.

 Nos convencemos de una determinada versión de la historia, a veces, por afinidad con alguno de los protagonistas o porque investigamos y conocemos la causa o por identificación.  Vacilo entre un sentimiento de compasión por esa mujer que se mantuvo escondida durante meses y que se encuentra, actualmente, presa y mis perversos sueños acerca del oscuro mundo del que la modelo formaría parte.

 Generalmente, no logro saciar muchas de mis dudas en relación a estas noticias. La comprobación de la culpabilidad nunca es absoluta y la comprensión de la información nunca  se consuma. Sin duda, se trata de un proceso de especulaciones en el que, muchas veces, nos involucramos intrínsecamente a través de nuestras fantasías.

 Con frecuencia los criterios de verosimilitud no son racionales y lógicos. Hay componentes emocionales e inconscientes que interfieren en la interpretación de los datos. Juzgamos a los protagonistas uniendo datos con percepciones personales. El valor de nuestras ideas es relevante ya que refleja una mirada acerca del mundo y de nosotros mismos.

 Seguramente, el caso de la narcomodelo va a quedar irresuelto y en el olvido. A su vez,  aparecerán nuevos sucesos con nuevos personajes excéntricos y sólo algunos de estos casos policiales vuelven a resonar una y otra vez en el inconsciente colectivo.

Anuncios

Cartonear, un nuevo oficio en la Argentina

noviembre 16, 2009

-La pobreza afecta alrededor del 40% de los hogares de las zonas urbanas en América Latina, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

-Capital Federal y Gran Buenos Aires tienen casi un 20% de la población con necesidades básicas insatisfechas, según el censo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) del año 2001.

-En Argentina la línea de pobreza fue aumentando al mismo tiempo que aumentaba la tasa de desocupación. A partir de la crisis del 2001 el desempleo alcanzó al 21,7% de la población.

-A partir de la devaluación del 2001 surgieron nuevos oficios como el cartoneo. Es una actividad, generalmente familiar, que consiste en recolectar cartón y otros derivados del papel por las calles de las ciudades, que luego son reciclados, según la Real Academia Española (DRAE).

-En 2002, se calculó que alrededor de 40.000 cartoneros trabajaban en Buenos Aires.

-El 13,8% del total de niños que trabajan entre 5 y 13 años, realizan esta actividad, según la Encuesta de Actividades de niños, niñas y adolescentes (EANNA).

-La ley 992 implica que “el Poder Ejecutivo incorpora a los recuperadores de residuos reciclables a la recolección diferenciada en el servicio de higiene urbana vigente”.

 

Elegir ser madre a los 40, a pesar de los riesgos

septiembre 7, 2009

 

Después de los 35 años las posibilidades de madre disminuyen. A pesar de los avances de la ciencia, el embarazo a tardía edad es más peligroso por las complicaciones peri natales que puedan surgir.

 

Ser madre después de los 40 es un fenómeno sociológico instaurado. Según El Ministerio de Salud estos embarazos cubren el 4% del total. Esta tendencia tiene que ver con aspectos íntimos de las personas, y también con pautas culturales y políticas de cada país.

Teresa Obeid, médica psiquiatra, explicó que en nuestro país la maternidad se ha visto postergada porque la madurez social se atrasó. “Las razones laborales obedecen a una necesidad del individuo de concluir con la etapa de desarrollo personal antes de comenzar con la maternidad“, aclaró.

 Las razones por las que una mujer elije postergar la maternidad son diversas. Puede ser por miedo a los cambios físicos que implica el embarazo. También porque implica restringir al tiempo personal para dedicarlo a la crianza, por dificultades económicas o por miedo a que los hijos interfieran en la relación de pareja.

 “La dificultad para ser madre no suele ser el factor de la postergación del embarazo sino que la consecuencia de ello. Los riesgos de la maternidad después de los 40 años aumentan cuando el primer hijo se concibe alrededor de esa edad. En caso de haber sido madre antes de esa edad los riegos disminuyen”, expuso Marisa Magi, Medica Clínica del Hospital Italiano .

Según El Ministerio de Salud el 10% de las parejas argentinas son infértiles. En la actualidad, esta dificultad puede ser tratada. Es decir, que muchas mujeres tienen la posibilidad de pedir ayuda para poder ser madres.

Javier Martel manifestó que la fertilización asistida es resultado de los avances tecnológicos, la globalización del conocimiento gracias a Internet, blogs, trabajos científicos y video-conferencias. Y por último, gracias a los medios de comunicación que han llevado a las mujeres a replantearse la posibilidad de tener hijos. Graciela Bonina confesó que fue madre a los 42 años luego de realizar durante 8 años tratamientos de fertilización asistida. 

 “Los riesgos a los 40 son mayores para el bebé y lo que aumenta drásticamente es el porcentaje de trisomias (síndrome de down )”, agregó Marisa Magi. Otros posibles riesgos son: Presión arterial, diabetes, embarazos múltiples, parto por cesárea o parto prematuro.

El médico clínico Javier Martel explicó que los riesgos para la madre se incrementan en términos de complicaciones peri natales pero que con la tecnología y con los medios disponibles en las grandes ciudades esto se ha visto atenuado. No así en los suburbios y en los lugares remotos sin acceso a medicina preventiva.

Es decir, que las mujeres que viven en ciudades y tienen recursos económicos pueden acceder a cuidados y controles especiales que disminuyen la incertidumbre. Las precauciones que deben tomarse son las mismas que en el embarazo común excepto que los controles deben ser más estrictos.Se pueden realizar tests prenatales como la traslucencia nucal o la punción transcoriónica. Esto permite extraer material genético para evaluar posibles trastornos.

Marisa Magi explicó que una mujer debería estar mejor preparada en etapas tardías de la vida para ser madre en el aspecto psicológico y social, pero que lamentablemente la biología no ayuda en este sentido.”En mi opinión, la preparación mental, psicológica y afectiva, es mejor en etapas tardías y a iguales condiciones de salud la maternidad tardía y deseada es un reaseguro de la sociedad para sustentar la evolución de ella misma”, expresó.

Marlene Brunswig, fue madre a los 42 años. Ella contó: “Ya tenía hijos, pero hace diez años que no era madre nuevamente porque había priorizado mi carrera laboral. Lo deseé y estaba más preparada que nunca para ser madre”.  Según el Programa Materno Infantil del Ministerio de Salud de la Provincia, el 8,73% de los nacimientos bonaerenses corresponden a la categoría de “parturienta añosa”, expresión con la que se define a las madres de más de 35 años.

Ser madre cerca de la menopausia supone un mayor riesgo pero también se tiene mayor conciencia de lo que esto supone. “A los 40, la futura madre tiene una vida estable y se puede centrar en su futuro hijo y los cuidados que ambos necesitan. La madurez sirve para vivir la maternidad con plenitud”, reveló Teresa Obeid.

Ser mamá a los 40

septiembre 2, 2009

Sumario

Muchas mujeres, en la actualidad, elijen ser madres después de los 35. Este fenómeno se debe a las exigencias laborales,o quizás, a que han cambiado los intereses y las proridades de las parejas. Parece que la maternidad es un proyecto que se posterga, en muchos casos, y las razones son diversas.

El objetivo de esta nota será averiguar los motivos y las consecuencias de ser madre despues de los 40.

Posibles fuentes:

Médico ginecólogo

Psicólogo

Madre

“Cartonear”, un expandido hábito y oficio en Argentina

agosto 31, 2009

Gladys es cartonera en San Martín durante los fines de semana a la noche. Lleva 30 años en esta actividad que le provee el dinero que necesita para el guiso de todos los días.

En la oscuridad de la noche muchas familias salen a trabajar mientras otras vuelven de hacerlo. Juntan papeles blancos: cartones, diarios, papeles. Gladys es cartonera en San Martín desde los 6 años. ”Junto en el fin de semana y después lo vendo en un botellero, me hago 100 mangos, mucha gente ya me da a mí porque me conoce”, manifiesta. No es el trabajo ideal ya que esta ciudad se pone aún más peligrosa cuando baja el sol. “De noche se escuchan tiros y hay peleas, también hay paco, pervertidos y prostitución”, confiesa Gladys.

A pesar del calor y de la humedad sus manos están secas y envejecidas. También es empleada doméstica en un country llamado Santa Bárbara. En Pacheco, donde ella vive, se ven las diferencias sociales que fragmentan a la sociedad. Gladys aclara:”Trato de no fijarme en la distancia entre nosotros y los más pudientes.”

Gladys tiene tres hijos de dos parejas. Su baja estatura y su aspecto juvenil y fresco aunque cansado no reflejan sus 36 años. Andrea es su hija mayor y tiene 22 años. Ella vive con su pareja y tiene una hija propia llamada Marina. Maximiliano y Ezequiel son sus hijos menores y viven con Gladys y su actual marido, Ricardo. Ambos van a la escuela y acompañan a su madre a “cirujear”. “Hoy, hasta para barrer te piden diploma, sino no sos nadie y terminás trabajando en la calle“, afirma Gladys.

Gladys junto a su marido y sus hijos en su casa. Esta foto me la regalo Gladys.

Gladys con su familia en su casa. Esta foto me la regalo ella.

Ella expresa:”Sufrimos, no teníamos una triste sábana con Ricardo pero nos amábamos. Ahora es distinto, ya no tenemos una pieza de madera sino que tenemos una casa de material, es decir, de ladrillos. Ahora cada uno tiene su pieza y tenemos una cocina, un baño y un comedor.”

Gladys tuvo que atravesar muchos obstáculos a lo largo de su vida. Su infancia fue dolorosa e intensa. “No conozco lo que es un baile, ni lo que es saludar a alguien en un baile, mi papá no nos dejaba salir a jugar ni a pasear”, exterioriza.

Ella nació en Morón donde se crió con sus 8 hermanos y sus padres. Dos hombres dejaron recuerdos imborrables y penetrantes en la mente de Gladys: su padre y su primer marido. Su papá se ponía borracho y mandaba a sus hijos a ”cartonear” en la soledad de la noche.

Gladys afirma: “Venía pensando en escaparme de mi casa. Un día llego del colegio y mamá me dice, papá está empedo. Él me pegó con unas cadenas gruesas. Ese día me escapé y nunca más volví.” Con sólo 12 años durmió en la estación de Hurlingham durante un mes. Ella cuenta que lloraba sin cesar y que en pleno invierno se tapaba con su guardapolvo. Nunca más volvió al colegio, “pero sé leer y escribir”, ratifica Gladys.

Al mes conoció a su primera pareja, él también le pegaba y tampoco trabajaba. “Pensé que juntándome con este tipo mi papa no me iba a joder más y así pasó”, explica la protagonista de esta historia. El miedo la paralizaba y nunca se animó a denunciar a ninguno de los dos.

El destino finalmente la cruzó con un hombre que la cuidar y la respeta. Pero las cosas tampoco fueron fáciles con él. Cuando Ezequiel tenía 3 meses, Ricardo sufrió un accidente que cambió la vida de toda la familia para siempre. “Mi marido tenía 28 años cuando trabajaba en multicanal. Un día, lo asaltaron y le pegaron un tiro”, revela Gladys con cierta melancolía. Desde entonces, su marido es paralito y no tiene posibilidades de trabajar.

Gladys cuenta que es triste porque, por el accidente, no pueden tener hijos ni relaciones sexuales y además, ella debe ocuparse de todo. “Tengo que trabajar, cuidar al nene y atenderlo a él que a veces está mal emocionalmente. Nunca pude decir en voz alta, no voy a poder, estoy cansada, aunque sí lo sentí muchas veces.”, afirma Gladys. Gran parte del dinero de la familia se destina a medicamentos y gasas para él. “Pero me alcanza para hacer un guiso todos los días”, explica Gladys.

Gladys manifiesta que le hubiese gustado ser enfermera o maestra jardinera. También confiesa con gran optimismo, que sueña con que sus hijos lleguen a ser los que ellos deseen ser. Para ella ser alguien es sinónimo de trabajo, honestidad y esfuerzo. Admite que cree profundamente en San Expedito el Santo “de las causas justas”. Ella le pide que la ayude a seguir adelante.

Como lo ví:

Puntual y expectante, Gladys observa a su alrededor buscando aquella mirada que la había citado, ese día, en esa estación de servicio de General Pacheco. Desde el comienzo fue muy agradable. Empezó contestando preguntas y terminó narrando y compartiendo, con cierta resistencia y distancia, aspectos íntimos y dolorosos de su vida. Me ayudó a entender que la pobreza y la falta de educación llevan a los hombres a cometer ciertos pecados y a padecer ciertas desgracias como la violencia, el desamparo, la miseria. Sin embargo, es una mujer fuerte, trabajadora y optimista que mira para adelante.

Perfil

agosto 26, 2009

Haría un perfil sobre una mujer que es cartonera. Su nombre es Gladys Abasto y tiene aproximadamente 40 años. Tiene un historia de vida muy interesante y cambiante. Vive en Pacheco y es un ejemplo de la dolorosa realidad de muchos argentinos. Está casada con un hombre que ha sufrido un accidente y quedó discapacitado y ambos conocen la miseria y la necesidad. A pesar de las adversidades, es una mujer con una luz y una fuerza de voluntad admirable.

Cafira presenta las tendencias primavera-verano 2009

agosto 24, 2009

Exposición del rubro de decoración

 

Cafira presenta las tendencias primavera-verano 2009

 

La edición de agosto de Cafira, la Cámara Argentina de Fabricantes e Importadores de regalos y afines, se exhibe en Costa Salguero desde el 20 al 23. Es la ocasión para que los importadores y fabricantes se contacten con nuevos clientes y vendan mercadería al costo.

El cambio de estación provoca que los colores en la decoración y en la vestimenta se suavicen. Brillantes como también profundos pasteles cubren cada uno de los rincones del lugar. La ambientación distingue esta edición, de la de otoño que se realiza, habitualmente, en marzo. Cafira es una asociación sin fines de lucro que intenta reunir bajo una misma entidad a los industriales más importantes del rubro de la decoración.

 

Entrada de la exposición por Agostina Schena

Entrada de la exposición por Agostina Schena

En  la entrada, se pide la identificación de los visitantes, ya que la exposición es exclusiva para comerciantes y profesionales del sector. Enseguida aparece el hall principal, en el que se ofrecen tragos y copetines a los invitados. Este espacio, luminoso y amplio, abre camino a los diferentes pabellones donde están los stands.

 

Cecilia Drei, una mujer joven y moderna, es la dueña de Fidela, un local de muñecas y de hadas de tela con alas de plumas. Ella comentó: “En verano se usa el look romántico con flores y mariposas como también se usan los flecos y los volados”.

 

Los stands ofrecen lo nuevo en diseño y decoración, pero también lo clásico y característico de cada empresa. Al final del pasillo hay un puesto de cuadros temáticos llamado El Tallador. Santiago Passetti, empleado, manifestó:”Nosotros conjugamos las vanguardias con lo propio de nuestro mercado. Nuestro producto nunca varía,  tenemos un producto fijo, quizás sí varía su diseño.”

 

Stand del local El Tallador por Agostina Schena

Stand del local El Tallador por Agostina Schena

El evento está dirigido a grandes productores e importadores de todo el país.”Se vende a todos, tanto a comercios chicos como grandes. Vienen fabricantes de Tierra del Fuego, Mendoza y Córdoba. La gente del interior mira todo y viene a comprar el domingo antes de volverse a su ciudad, en cambio, la gente de Capital viene con fines más puntuales y suele comprar en el momento”, expresó entusiasmado Agustín Aguirre de Aimeé. “Es la oportunidad para captar clientes, es la forma de contactarnos con todo el país”, comentó Ilma Álvarez de Aroma de violetas.

 

El escenario: arreglos florales, lámparas, espejos, sillones, cuadros, artesanías, muebles, esencias, todo esto en un mismo lugar. Una visitante llamada Karina Salerno manifestó que venía para tener un panorama amplio y claro de cómo funciona el rubro de la decoración.

 

Variedad de lámparas por Agostina Schena

Variedad de lámparas por Agostina SchenaVariedad de lámparas por Agostina Schena

Ariel Casagrande forma parte de una empresa joven llamada Component que fabrica varas de flores de seda y muebles pintados a mano. Imponentes ramos de flores de diversos colores como rojo furioso y naranja yacen en jarrones color piel. Él manifestó: “Siempre exponemos acá, es impresionante lo que vendemos. Tenés que invertir mucho y ves los resultados. El impacto visual, la presentación del stand te hace sobresalir del resto.” Cada stand incluye en sello particular de su creador, y esto, lo distingue de los demás expositores que ofrecen el mismo producto.

Arreglos florales de por Agostina Schena

Arreglos florales de Componentpor Agostina Schena

Arreglos florales de Agostina Schena

Arreglos florales de Agostina Schena

La exposición incluye 94 stands que estarán abiertos desde el jueves al domingo de 9 a 20 hs. Fabiana Lugo de Sesamo comentó: “Estamos hace 6 años en Cafira y siempre vendemos más o menos lo mismo”. A pesar de los cambios y de la incertidumbre que se presentan en el mercado, este rubro no pierde protagonismo. “La crisis hace que la gente traiga menos mercadería del exterior e invierta más en el mercado interno. Se compra mercadería nacional”, agregó Ariel Casagrande.

 

Se acercan las fiestas y algunos stands aprovechan ese motivo para vender más. Grandes y pequeños árboles totalmente encendidos por luces de colores llaman la atención de los clientes y visitantes. El diseño único e impactante de cada uno de los productos despierta la curiosidad de los invitados. Las exposiciones son una buena ocasión para que los miembros del rubro se conozcan, contacten e iluminen su creatividad unos a otros.

 

Los productos de navidad que presenta Cecils por Agostina Schena

Los productos de navidad que presenta Cecils por Agostina Schena

Sumario

agosto 19, 2009

Título: Edición Primavera 2009 de “Cafira”, la exposición de fabricantes e importadores de artículos de decoración, regalos y afines

Sección: Información general o espectáculos de un diario nacional

Metodología: Todos los años la Cámara Argentina de Fabricantes e Importadores de Regalos y Afines, realiza 2 exposiciones que apuntan a diferentes temporadas: Otoño-Invierno y Primavera – Verano. La sexta edición de “Exposición Cafira Primavera 2009, se llevará a cabo en Costa Salguero desde el 20 al 23 de agosto. El encuentro estará dirigido a profesionales del sector; arquitectos, decoradores y comerciantes. Es la más relevante exposición de fabricantes e importadores de artículos de decoración y contará con la presencia de más de 150 empresas expositoras de las más prestigiosas marcas del rubro. El objetivo de esta crónica será destacar el valor de la calidad de los productos expuestos por los fabricantes. Los expositores, a pesar de la crisis y los constantes cambios en el mercado, apuntan a la excelencia de sus productos y trabajan con gran dedicación. Explicar cómo funciona el rubro, qué relevancia tiene en el mercado nacional e internacional.

Posibles fuentes: Expositores y fabricantes

visitantes tanto profesionales de los diversos rubros como público en general

Despieces: Galería de fotos

¿Quiénes somos?

junio 9, 2009

Industrias Falet fue fundada en 1962 por Domingo y Jacinto Falet. En la actualidad, tenemos oficinas en Córdoba y tres en Santa Fe. Además, exportamos a países como Uruguay y Brasil. La compañía fabrica más de 15 modelos de clasificadoras de granos, cintas transportadoras y máquinas para tratamiento de semillas. En 1995 murió Domingo Falet y su hijo, Gabriel, asumió la presidencia de la empresa.

A pesar de la situación económica del país y de los obstáculos, Industrias Falet trata de satisfacer las necesidades de sus clientes. La misión de la empresa es seguir especializándose y adquiriendo nuevos productos, a través de la innovación y el crecimiento constante.

En Industrias Falet damos importancia a las personas que trabajan en el proceso de fabricación, no sólo al producto final. Esto quiere decir, que somos exigentes con los trabajadores y proveedores para lograr el producto de calidad deseado.

Aunque la compañía creció notablemente, siempre hemos fomentado el desarrollo de la industria en nuestra zona, San Lorenzo ubicado en Santa Fe. Somos una empresa familiar, por lo que nos es un valor fundamental, la transparencia en el trato con nuestros empleados y clientes.

Propósito adicional: Le incorporaría una galería de fotos en la que se muestre a todos los integrantes de la compañía. Me parecería interesante ya que se trata de un emprendimiento familiar y además fotografías de las máquinas que fabrica la compañía como para poder tener un primer acercamiento a la compañía.

En el Hospital Provincial, Magdalena V. de Martínez, se trabajaba las 24 horas

mayo 29, 2009

En la guardia del hospital  público de la localidad de Pacheco se atendían, por lo menos, 50 pacientes por día. Los servicios que brindaba la asitencia médica se encontraban divididos en clínica médica, pediatría, traumatología, ginecología, obstetricia y cirugía.

 La entrada del hospital estaba colmada de pacientes y de sus familiares, quienes esperaban para ser atendidos. En ese oscuro y frío atardecer se encontraba Jezabel, joven de 17 años quien contó, con cierta timidez, que se había caído y que le dolía la rodilla. La pobreza y la falta de educación se podían percibir en cada una de las personas presentes en la guardia. “El nivel socioeconómico y cultural es bajo. Es difícil que comprendan el tratamiento y que lo sigan”, comentó Juliana, una enfermera de pelo oscuro y mirada cansada.

Dentro del hospital, el calor y la humedad hacían de la espera algo interminable. Johann contó que había venido a traer a su hermanita Morena, quien estaba agitada con catarros. Ella aclaró: “Siempre venimos a Pacheco a pesar de que somos de Garín porque acá la atención es mejor”.

El escenario: personas doloridas en la sala de espera, mientras algunos médicos debatían el diagnóstico de una radiografía. “La guardia cambia recién a las 22 y a esta hora ya faltan suministros como algodón y gasas pero debemos esperar hasta el día siguiente para que repongan”,  explicó Carlos Rodríguez, médico alto y delgado, al pasar. “Hay poca presencia del estado. Hay presencia política, por ejemplo, para el festejo de los 100 años del hospital,  pero el problema es que no sale de la foto del diario”, agregó con enojo.

Maximiliano D´Anni de 25 años era un practicante de último año de medicina. Él comentó que atendían 50 pacientes por día en la guardia clínica. “Los casos más frecuentes dependen de la estación del año. Pero, en general, son los casos leves como trastornos gastrointestinales o cuadros respiratorios leves”, manifestó el joven entusiasta.

En una esquina se encontraba José Luis González, de 46 años, deseoso de contar todo lo que sabía. “El momento de más trabajo, son los fines de semana después de las 3. Los casos más frecuentes son las peleas después de la bailanta con botellas, cuchillos y armas de fuego. Los delincuentes que vienen heridos siempre dicen que les quisieron robar”, expresó el vigilante del hospital y añadió que también eran habituales los casos por accidentes de tránsito y maltrato familiar. 

 

“En la actualidad, es difícil este trabajo porque la gente es muy irrespetuosa y violenta,” expresó Azucena, una empleada. Además, manifestó que se solía maltratar verbalmente  a los médicos y al personal del hospital. Magdalena V. de Martínez contaba con asistencia psicológica de 10 a 22. Es decir, que existía contención para gente que sufría crisis de ansiedad o depresión pero si un paciente padecía una patología psiquiátrica se pedía la derivación a un hospital de referencia. “El tratamiento de salud mental no es efectivo en una guardia”, dijo Maximiliano DÁnni.

En la recepción, los pacientes reclamaban y exigían atención. “Me caí, vengo del Hospital de San Fernando donde no me quisieron atender, tengo vómitos, fiebre y mareos hace cuatro días. Tengo un atraso hace un mes y medio”,  confesó Marcela, una joven de 18 años. “Tengo mucha experiencia acá, yo supuse que se trataba de un aborto casero y el médico acaba de confirmar ese diagnóstico,” susurró la secretaria, una hora después, mientras salía del consultorio del ginecólogo donde se atendía a la adolescente. Explicó que el médico tenía la obligación de hacer la denuncia en esos casos.

En el Hospital Provincial, Magdalena V. de Martínez,  el embarazo adolescente abundaba. “Obstetricia realiza partos a jóvenes de 13 años, de 16 años quizás con un segundo parto ya y a los 20 hay casos en los que se trata de un cuarto parto“, confirmó Maximiliano DÁnni con cierta melancolía.

Aclaró que a los que terminaron la residencia se les pagaba por lo que hacían, pero que a diferencia de ellos, los residentes tenían más guardias por semana y cobraban un sueldo fijo. “No se paga bien por el nivel de estrés, responsabilidad y exposición”, dijo Maximiliano DÁnnis apasionado por su profesión. La vocación de servicio de los profesionales era el motor de la guardia en esa noche de otoño.

Fuente:Video de Youtube