Posts Tagged ‘conjeturas’

El eco de las noticias en mi mente

junio 11, 2010

A quién le creo y en base a qué conjeturas confió en que esa versión de la realidad es la correcta. Esta pregunta me vino a la mente mientras leía el caso de la narcomodelo. Esta mujer llamada Angie Sanclemente Valencia de 30 años está acusada de formar parte de una red de narcotráfico. A lo largo de la semana se definirá la situación procesal de la imputada.

imagen de Angie Sanclemente de google

 Una parte de la historia será dada a conocer públicamente, pero mucha información se encubrirá. Luego se pasará a un nuevo caso que saciará, nuevamente, nuestra incertidumbre y perplejidad en relación a la sociedad en la que vivimos.

Creo que la incógnita que despiertan estos casos policiales en la audiencia es llamativa. Las partes involucradas suelen crear hipótesis que los protejan y que sean sostenibles a lo largo del tiempo. Mientras la madre de la acusada, Janet Valencia,  jura frente a todas las cámaras de televisión, que su hija es inocente, yo pienso y enlazo esta declaración con otras anteriores y analizo sus gestos y sus movimientos.

A su vez, los medios dan a conocer ciertas conjeturas, que despiertan el interés de los ciudadanos y utilizan aquellos datos que acompañan esas teorías.  Constantemente se suman datos que refuerzan la hipótesis propuesta o que plantean nuevos interrogantes y misterios.  Cada novedad suele dotar a la historia de mayor pasión y profundidad.

 De todas formas, siempre quedan vacíos y preguntas sin responder ya que la información está sesgada por los protagonistas y por los medios. Estos espacios vanos hacen que los ciudadanos llevemos nuestras interpretaciones más allá de lo que dicen los medios. Participamos activamente y nos solidarizamos con la resolución del conflicto.

 La creación de historias en mi mente es constante. Creo que el mayor atractivo existe en aquellos aspectos que parecen ocultos.  El morbo hace que nos sintamos atraídos hacia los acontecimientos desagradables.  Los seres humanos nos vemos capturados por las historias que sacan a la luz las miserias humanas en todas sus formas.

Me imagino la historia como una novela en la que una bellísima mujer pero siniestra mantiene una relación de pareja con una persona que la acerca al mundo del narcotráfico.  Fantaseo con la salida del país de estas recónditas mujeres con valijas de cocaína. Por último, añado a mi imagen visual la descripción de cada detalle, desde el rostro de las mujeres hasta la adrenalina que, probablemente, acompaña el viaje de las mismas.  

 Nos satisface que se constaten o revelen algunos datos que supusimos de antemano. También es ameno el debate con otros acerca de estas noticias, nos permite enriquecer nuestra mirada sobre el tema.

 Nos convencemos de una determinada versión de la historia, a veces, por afinidad con alguno de los protagonistas o porque investigamos y conocemos la causa o por identificación.  Vacilo entre un sentimiento de compasión por esa mujer que se mantuvo escondida durante meses y que se encuentra, actualmente, presa y mis perversos sueños acerca del oscuro mundo del que la modelo formaría parte.

 Generalmente, no logro saciar muchas de mis dudas en relación a estas noticias. La comprobación de la culpabilidad nunca es absoluta y la comprensión de la información nunca  se consuma. Sin duda, se trata de un proceso de especulaciones en el que, muchas veces, nos involucramos intrínsecamente a través de nuestras fantasías.

 Con frecuencia los criterios de verosimilitud no son racionales y lógicos. Hay componentes emocionales e inconscientes que interfieren en la interpretación de los datos. Juzgamos a los protagonistas uniendo datos con percepciones personales. El valor de nuestras ideas es relevante ya que refleja una mirada acerca del mundo y de nosotros mismos.

 Seguramente, el caso de la narcomodelo va a quedar irresuelto y en el olvido. A su vez,  aparecerán nuevos sucesos con nuevos personajes excéntricos y sólo algunos de estos casos policiales vuelven a resonar una y otra vez en el inconsciente colectivo.